Declaración de Fe China

Creemos y estamos obligados a enseñar al mundo que el único verdadero y viviente Dios Trino es el Creador del universo, del mundo, y de todas las personas. Todos los hombres deberían adorar a Dios y no a hombre o cosa alguna. Creemos y estamos obligados a enseñar al mundo que todos los hombres, desde líderes nacionales a mendigos y prisioneros, han pecado. Ellos morirán una vez y luego serán juzgados en justicia. Apartados de la gracia y la redención de Dios, todos los hombres perecerian eternamente.

Creemos y estamos obligados a enseñar al mundo que Jesús, quien fue crucificado y resucitado, es la única Cabeza de la iglesia del mundo, el único Salvador de toda la humanidad, el eterno Gobernador y Juez supremo del universo. A todos quienes se arrepientan y crean en El, Dios les dará vida eterna y un reino eterno.

En septiembre de 2017, el Consejo de Estado emitió las nuevas “Regulaciones sobre la Administración de los Asuntos Religiosos”, y comenzó a implementar estas regulaciones en febrero de 2018. Desde entonces, las iglesias cristianas en China han sufrido diversos grados de persecución, menosprecio, y malentendidos de parte de los departamentos gubernamentales durante la adoracion publica y practicas religiosas, incluyendo varias medidas administrativas que intentan alterar y tergiversar la Fe Cristiana. Algunas de estas acciones violentas no tienen precedentes desde finales de la Revolución Cultural.

Estas incluyen demolición de cruces en las iglesias, remoción violenta de expresiones de fe como cruces y adornos en las casas de cristianos, forzamiento y amenaza a las iglesias a unirse a organizaciones religiosas controladas por el gobierno, forzamiento a las iglesias a colocar banderas nacionales o cantar canciones seculares que alaban al Estado y a los partidos políticos, prohibición a los hijos de cristianos a entrar a las iglesias y recibir educación religiosa, y privación a las iglesias y a creyentes del derecho de reunirse libremente.

Creemos que estas acciones injustas corresponden a un abuso de poder de parte del gobierno y que han llevado a serios conflictos entre partidos religiosos y políticos en la sociedad china. Estas acciones infringen las libertades humanas de religión y conciencia y violan el principio de derecho universal.

Estamos obligados a anunciar noticias negativas a las autoridades, y a toda la sociedad: Dios aborrece todo intento de reprimir las almas y todo acto de persecución contra la iglesia cristiana. El les condenará y juzgará con justo juicio. Sin embargo, estamos aún más obligados a proclamar las buenas nuevas a las autoridades y a toda la sociedad de que Jesús, el Hijo unigénito de Dios, el Salvador y Rey de la humanidad, con el fin de salvarnos, fue muerto, sepultado, y se levantó de la muerte por el poder de Dios destruyendo el poder del pecado y la muerte.

WWW.CHINADECLARATION.COM

En Su amor y compasión Dios ha preparado perdón y salvación para todo aquel que está dispuesto a creer en Jesús, incluyendo el pueblo chino. En cualquier momento dado, toda persona puede arrepentirse de cualquier pecado, volverse a Cristo, temer a Dios, obtener vida eterna, y recibir gran bendición de parte de Dios para su familia y país. Por el bien de la fe y la conciencia, por el bien espiritual de las autoridades y de toda la sociedad, y finalmente por la gloria, santidad y justicia de Dios, nosotros realizamos la siguiente declaración al gobierno chino y a toda la sociedad.

1. Las iglesias cristianas en China creen incondicionalmente que la Biblia es la Palabra de Dios y la Revelación de Dios. Esta es la fuente y autoridad inapelable de toda justicia, ética, y salvación. Si la voluntad de algún partido político, las leyes de algún gobierno, o la orden de algún hombre viola directamente las enseñanzas de la Biblia, dañando las almas de los hombres y oponiéndose al evangelio proclamado por la iglesia, nosotros estamos obligados a obedecer a Dios antes que a los hombres y a enseñar a todos los miembros de la iglesia a hacer lo mismo.

2. Las iglesias cristianas en China están anhelantes y determinadas en caminar por la senda de la cruz de Cristo y están más que dispuestas a imitar a la antigua generación de santos que sufrieron y fueron martirizados por su fe. Estamos dispuestos y obligados bajo cualquier circunstancia a enfrentar toda persecución de parte del gobierno, desacuerdo, y violencia con paz, paciencia, y compasión. Porque cuando las iglesias rehusan obedecer leyes malignas, esto no se origina de ninguna agenda politica, no se origina de resentimiento u hostilidad; se origina sólo de las demandas del evangelio y de un amor por la sociedad china.

3. Las iglesias cristianas en China están dispuestas a obedecer a las autoridades en China las cuales Dios ha designado,y a respetar a la autoridad de gobierno dispuesta para gobernar la sociedad y la conducta humana. Creemos que estamos obligados a enseñar a todos los creyentes en la iglesia que la autoridad de gobierno es dada por Dios y que entre tanto el gobierno no traspase los límites del poder secular expuesto en la Biblia y no interfiera con o viole algo relacionado con la fe o el alma, los cristianos están obligados a respetar a las autoridades, orar fervientemente por su bien, y orar fervorosamente por la sociedad china. Por el bien del evangelio, estamos dispuestos a sufrir toda pérdida externa que venga por ejecución de sentencia injusta. Por amor a nuestros conciudadanos, estamos dispuestos a ceder a todos nuestros derechos terrenales.

4. Por esta razón, creemos y estamos obligados a enseñar a todos los creyentes que todas las verdaderas iglesias en China que pertenecen a Cristo deben adherirse al principio de separación de Iglesia-Estado, y deben proclamar a Cristo como la única Cabeza de la iglesia.

Declaramos que, en términos de conducta externa, las iglesias están dispuestas a aceptar supervisión licita de parte de la administración civil u otro departamento de gobierno como lo hacen otras organizaciones sociales. Sin embargo, ninguna circunstancia llevará a nuestras iglesias a unirse a una organización religiosa controlada por el gobierno, registrarse con el departamento de administración religiosa, o aceptar algún tipo de afiliación. De la misma manera no aceptaremos ningún tipo de “prohibición” o “multa” impuesta sobre nuestras iglesias debido a nuestra fe. Por el bien del evangelio, estamos dispuestos a soportar toda pérdida, incluso de nuestra libertad y nuestras vidas.

Si desea sumarse a esta declaración, por favor firme en el siguiente link:

WWW.CHINADECLARATION.COM

Proyectos

Yemen
Enero 20, 2021

Yemen

Sri Lanka
Enero 19, 2021

Sri Lanka

Nigeria
Diciembre 31, 2020

Nigeria

Nigeria
Enero 20, 2021

Nigeria

Nepal
Enero 18, 2021

Nepal

México
Enero 19, 2021

México

Kurdos
Enero 20, 2021

Kurdos

Israel
Enero 20, 2021

Israel

Irak
Enero 20, 2021

Irak

India
Enero 1, 2021

India